Páginas web: primeros pasos

Paginas web. Primeros pasos

“¿Tú haces páginas web?” 

Sí.

Necesito una.

¿Para qué?

Para mi empresa

¿Para qué?

Cuando una empresa requiere un servicio de diseño web siempre lo ha de hacer en base a unos objetivos. Una web puede utilizarse con muchas finalidades. ¿Cuál es la tuya?

Define el objetivo de tu página web

diseño web. Flujo de trabajoTodas las empresas tienen un objetivo en común: ganar dinero. Una web no es una empresa, es una herramienta que te permite alcanzar tu objetivo. La cuestión es cómo la vas a utilizar.

No hace mucho, de barbacoa, uno de los invitados se me acercó con la conversación que abro el artículo. “Quiero una web para que entren mis clientes y vean que estoy en Internet, y allí dejen sus comentarios”. Tú no necesitas una página web. Mejor te haces una página de fans en Facebook que tendrá más éxito. Si quieres fidelizar a tus clientes, cómprales un salchichón ibérico y los regalas por navidad.  Si me dices que quieres captar clientes que vienen a celebrar una boda, realizar peinados para fiestas (ya sabemos los pelos que se nos quedan después de salir del yate) y acaparar el mercado turístico que necesita los servicios de una peluquería en vacaciones, tú y yo tenemos trabajo. También objetivos y una web en al menos dos idiomas.

Haz una lista con todo lo que va a ir dentro

Ahora, querido cliente, te toca trabajar a ti. Yo entiendo de webs. De pelos poco, aunque te puedo dar mi opinión como visitante. Quiero el número de teléfono y los datos de la empresa, tus horarios, conocer tu local, saber dónde está y si vas a venir al hotel, que yo estoy de vacaciones. Quiero saber qué haces exactamente y que me lo enseñes, que hablar es fácil. Quiero saber (ahora sí) que opinan tus clientes. Me gustaría encontrar opiniones de tu empresa en otros lugares, oír hablar de ti en las redes sociales. Voy a una boda y me la juego, no quiero principiantes. Quiero hablar contigo y que me cuentes si podrás peinarme como yo quiero, o darme ideas. Si eres innovador, clásico o todo junto. Las marcas con las que me tratarás, que soy alérgico a los champiñones. Estoy en casa y tengo todo el tiempo (o casi) del mundo para decidirme.

Recuerda que tienes una empresa. Estas obligado a cumplir una serie de requisitos legales, como una política de privacidad, unas condiciones de uso y, la nueva política de cookies. Como empresa, eres responsable de mostrar esta información.

Organiza y agrupa por secciones

No todos tus visitantes llegarán a través de tu página principal, así que no des nada por hecho. Hay datos que deben aparecer en todas las páginas, como el nombre de tu empresa, logotipo, o formas de contacto. Deberás tener una sección para hablar de tu empresa, tu experiencia, tu personal (salvo que vayas a realizar todos los peinados tú, claro). En otro podríamos hablar de tus trabajos con imágenes que lo muestren. Si realizas otro tipo de servicios (manicura, esteticien) igual estaría bien crear secciones particulares. Un formulario para preguntar o reservar hora estaría bastante bien. Otra sección para los productos que utilizas o los aparatos especiales de que dispones. Igual no es un buen sitio para colocar una sección de preguntas y respuestas, pero sí para explicar todo el proceso de reserva claramente junto con el precio total según los servicios y desplazamientos. ¿Y la página principal? Pues un poco de cada cosa, expuesto de forma clara y limpia. ¿Y una animación de entrada qué…? Tengo tiempo, pero no tanto. Mejor un vídeo que demuestre tu profesionalidad y que yo reproduzca cuando quiera. La última vez que entré a una web con una animación espectacular fue a las tres de la mañana y no le hizo gracia ni a los niños ni al resto de vecinos. No volví a entrar.

¿Y un blog? ¿Para qué quiero yo un blog?

Para demostrar que aún sigues vivo. Para contar experiencias de clientes, nuevos trabajos, técnicas, productos, patrocinios, celebraciones, felicitaciones de navidad, ofertas y cualquier cosa que tenga un carácter temporal. Si en tu empresa no ocurre nada de eso, entonces no lo necesitas.

Crea un esquema de cada página de tu sitio con sus contenidos

Tal vez ésta sea la parte más complicada. No por su dificultad, sino por el gusto de cada uno. La tendencia es colocar un menú de secciones en la parte superior. Algunos la prefieren abajo o en el lateral. A mí me gustan arriba y bien visibles. El contenido debe ocupar la parte principal. Se pueden utilizar ninguna, una o dos secciones laterales para mostrar un acceso visual a otras secciones o noticias destacadas. El pie es un lugar perfecto para colocar la información de contacto, los datos empresariales  y la gestión de la legalidad.

Ahora estamos preparados para la segunda fase, el contenido de la web.

The following two tabs change content below.
Impartiendo clases desde el siglo pasado. Decenas de cursos de diseño y programación para la web, bases de datos, diseño gráfico y multimedia. Desarrollo de sistemas de gestión de contenidos y autogestión, Dvd's multimedia, sistemas de información gráfica y un largo etcétera.

Últimas entradas deMiguel Angel Jimenez (ver todo)

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *